STANDARD 100 de OEKO-TEX® es una de las etiquetas más conocidas del mundo para textiles que han sido probados para detectar sustancias nocivas. Es sinónimo de confianza del cliente y alta seguridad del producto. Se revisa toda la cadena de suministro textil.